Skip to content
Mensaje del Rector

Aunque los seres humanos partimos de una herencia biológica ineludible que predispone nuestra manera de ser, comportarse y pensar; los estímulos ambientales, las experiencias y la educación son las que modelan nuestro cerebro, desarrollando y potenciando nuestras capacidades. Gracias a esta plasticidad cerebral es que podemos cambiar, adaptarnos a las necesidades y aprender durante toda la vida.


Esta condición de desarrollo de las personas es la que debe motivar a las instituciones educativas para crear experiencias que transformen la vida de niños y jóvenes que a su vez tengan la capacidad de transformar la vida de otros.


En el Liceo del Valle nuestro proyecto educativo destaca la importancia de una educación integral que impacte en el desarrollo físico, psicológico, social y espiritual de nuestros alumnos; reconociendo su individualidad, respetando su proceso de crecimiento y fomentando la cooperación para construir nuevas realidades. 


La filosofía institucional promueve una comunidad de aprendizaje que se esfuerza por desarrollar atributos y valores como el respeto, la honestidad, la solidaridad y la responsabilidad. Valora la importancia del ejemplo como principio educativo y se preocupa porque las acciones de todos los actores sean coherentes con sus cimientos axiológicos y contribuyan al fortalecimiento de una cultura de aprendizaje y armonía.


El propósito del colegio es educar a niños y jóvenes íntegros, capaces de construir un proyecto de vida que contribuya a crear un mundo mejor. Para alcanzar este objetivo se requiere construir un perfil de estudiantes con  mentalidad internacional, es decir, que sean capaces de valorar la complejidad del mundo pero conscientes de la condición que les une como seres humanos (Organización del Bachillerato Internacional, 2019). Alumnos que utilicen sus conocimientos y habilidades para asumir compromisos, comprender la diversidad cultural,  y emprender acciones responsables para cuidar el planeta y nuestro país.                           


Nuestro modelo educativo se fortalece con un enfoque pedagógico sustentado en el continuo de  Programas del Bachillerato Internacional. Estos programas ofrecen un amplio y equilibrado currículo que estimula a los estudiantes a destacarse en el ámbito académico y personal y los prepara para su futuro universitario. También determinan los lineamientos para la enseñanza y el aprendizaje de tal manera que los maestros tengan flexibilidad cuando elijan estrategias adecuadas al contexto de aprendizaje y a las necesidades de sus alumnos. 

Coherentes con estos lineamientos, la enseñanza en el colegio se basa en la indagación, se centra  en la comprensión conceptual, se desarrolla en contextos globales, promueve el trabajo en equipo, es inclusiva y está guiada por la evaluación. El enfoque de aprendizaje se sustenta en aprender a aprender, es decir, desarrollar las habilidades de pensamiento, comunicación, investigación, sociales y de autogestión para que los alumnos reconozcan al aprendizaje como un proceso activo y dinámico; también para que sean autónomos, críticos, buenos comunicadores, capaces de plantear objetivos y tomar decisiones acertadas para cumplirlos.(Organización Bachillerato Internacional, 2019)


Para que los objetivos educativos se logren, nos preocupamos por el crecimiento y desarrollo permanente de nuestros maestros y directivos, quienes  junto a sus estudiantes crean experiencias significativas de aprendizaje que perduran, inspiran y estimulan a seguir aprendiendo. También valoramos y cuidamos nuestro campus, rodeado de naturaleza y diseñado pedagógicamente con la mejor tecnología, para que la vida en el colegio sea sana y feliz.   


Hoy en día, en un contexto en que los desafíos globales nos impulsan a ponderar sus implicaciones, a mirar la vida con otra perspectiva y a replantear nuestras aspiraciones, la educación en el Liceo del Valle se vuelve más pertinente y necesaria. 

 

M.sc Patricio A. Cevallos Ponce

Rector Liceo del Valle

¿Tienes alguna duda?

Contáctanos para poderte brindar una sesoría personalizada.